Seleccionar página

Estamos ante la eterna duda que nos han preguntado muchas veces: “Doctor, ¿es mejor el cepillo manual o el cepillo eléctrico?”. Y nosotros, siempre respondemos lo que vas a leer a continuación:

La realidad, no es que un cepillo sea mejor o peor que el otro, sino que precisan de técnicas de uso diferentes.

El cepillo manual

Es al que hemos estado acostumbrados toda la vida, por eso en algunos casos somos reacios a utilizar el eléctrico. Utilizar el cepillo manual conlleva prestar más atención al cepillado, por dónde pasamos el cepillo, fijarnos en limpiar todas las caras del diente…

Otro aspecto que podemos destacar del cepillo manual es que en muchas ocasiones no llegamos a utilizarlo durante los dos minutos que se recomienda para conseguir una limpieza total, además de que en ocasiones no llegamos a limpiar las zonas de atrás de la boca.

Por otro lado, el cepillo manual es más fácil y cómodo de transportar.

Sin embargo, esto no significa que no se pueda conseguir una limpieza completa utilizando el cepillo manual (sin olvidar, por supuesto, el hilo dental o irrigador y enjuague bucal).

Por último, el precio y disponibilidad del cepillo manual varía del eléctrico, ya que este último suele ser más caro que el manual.

Cómo cepillarse los dientes con el cepillo manual

El cepillo eléctrico

Por su parte, el cepillo eléctrico tiene otras ventajas que el cepillo manual no tiene.

La primera de ellas es que el cepillado se realiza con mayor comodidad: es el cepillo el que se va moviendo alrededor de tus dientes, tú solamente tienes que desplazarlo lentamente de un lado a otro.

Otra ventaja es que con el cepillo eléctrico no tenemos que “apretar” tanto las encías, que normalmente dañamos mucho con el cepillado manual, porque frotamos las encías con demasiada fuerza, que deriva posteriormente en sensibilidad dental.

Y sí, la sensación de limpieza con un cepillo eléctrico es mayor, además de que ya ha sido comprobado por los expertos.

Al igual que con el cepillo manual, los cabezales deben cambiarse cada 2-3 meses.

Los cepillos eléctricos que más recomendamos desde Reymont son aquellos que te avisan cuando tienes que cambiar de cuadrante. De esta forma, te aseguras de cumplir los dos minutos aconsejados para conseguir una limpieza bucal idónea.

Utilizar el cepillo eléctrico tampoco exime del uso del hilo dental o irrigador y del enjuague bucal.

Cómo cepillarse los dientes con el cepillo eléctrico