Prótesis fija y removible

Las prótesis dentales son aparatos realizados en los laboratorios dentales, cuya misión es la suplir las piezas perdidas, para restablecer la función masticatoria y , muchas veces, contribuir a mejorar la estética del paciente.

Hay dos tipos de prótesis, las removibles y las fijas. Las prótesis removibles son aquellas que el paciente puede sacarlas de la boca cuando quiera, y la prótesis fijas quedan ‘fijadas’ en la boca y el paciente no se las puede quitar.

Cuando hablamos de las removibles hay que tener en cuenta que pueden ser completas o parciales. Las completas son para aquellos pacientes totalmente desdentados. El principal quebradero de cabeza para médicos y pacientes con estos aparatos está en conseguir la sujeción y estabilidad que permita un buen funcionamiento. Las mejores soluciones son implantes, sobre dentaduras con coronas telescópicas, attaches dentales o prótesis mixtas entre otras.

Preguntas frecuentes sobre Prótesis

¿Es mejor una prótesis fija o removible?

Las fijas son las que el paciente no se puede quitar porque están fijas en la boca. Las removibles son aquellas que el paciente debe retirar de la boca para limpiarlas y volver a colocar después. No es una mejor que otra. Son distintas y hay que estudiar qué le conviene a cada paciente.

¿Cómo se limpian las prótesis?

Con las fijas hay que seguir las normas habituales de higiene oral, cepillado, seda dental y en muchas ocasiones irrigación con los irrigadores bucales (agua a presión). Las removibles hay que retirarlas de la boca y limpiarlas con un cepillo distinto al que se utiliza para lavar los dientes, ya que el de la prótesis debe ser más duro.

¿Hay varios tipos de removibles?

Sí. Las que tienen una estructura metálica en el interior se llaman esqueléticos y para llevarlas hay que tener algún diente en boca (cuantos más mejor) y las que no llevan metal, las que son de resina en su totalidad, se recomiendan en pacientes que tienen escasos dientes o ninguno. También hay prótesis removibles que se soportan sobre implantes para que ésta no se mueva.

¿Siempre hay que usar adhesivos?

No. Hay pacientes que llevan sus prótesis removibles sin ningún tipo de problema y no necesitan un adhesivo dental. Otros sí. Depende de muchos factores como tiempo de las prótesis, tipo de hueso y mucosa y salivación. Los pacientes con xerostomía (poca saliva) y escaso reborde óseo (poco hueso) necesitan los adhesivos con más frecuencia.

¿Por qué se habla peor con las prótesis removibles?
Porque ocupan más espacio en la boca. Las superiores cubren el paladar y las inferiores espacio de la lengua por lo que cuando se utiliza una prótesis de este tipo por primera vez cuesta un poco vocalizar. Con el tiempo se corrige el problema.

Descubre porqué nuestros pacientes nos eligen cada día

Ven a visitarnos y te daremos presupuesto gratis sin compromiso