¿Qué es la ortodoncia?

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que estudia la posición de los dientes y diagnostica posibles defectos o malformaciones en la articulación temporomandibular. 

Para corregirlo, se colocan los famosos brackets metálicos de toda la vida o se emplean técnicas más actuales como la conocida ortodoncia invisible o Invisalign®.

¿Qué ventajas tiene la ortodoncia?

  • Las condiciones de higiene mejoran tras el tratamiento
  • Hay mucho menos riesgo de caries, especialmente las interdentales
  • Se reduce el bruxismo y los posibles dolores articulares
  • Menos riesgo de tener enfermedades periodontales (encías)
  • Mejora notablemente la masticación e incluso el habla
  • Aunque no sea primordial, mejorará notablemente la estética del paciente y aumentará la autoestima

¿Cuándo sé si necesito ortodoncia?

¿Ortodoncia por estética?

Es evidente que unos dientes alineados quedan mucho más bonitos que el apiñamiento dental.

Además, una sonrisa bonita y sentirse seguro a la hora de sonreír afecta a nuestra autoestima, mejora las relaciones sociales y hace que uno se sienta realmente bien.

La estética es uno de los principales motivos por los que se colocan brackets pero, ¿y la salud?

¿Ortodoncia por salud?

Pues resulta que unos dientes alienados, ¡también mejoran la salud de la boca!

Cuando los dientes están completamente alineados la higiene es mucho mayor, con lo que se reduce notablemente el riesgo de caries interdentales.

Además, una buena oclusión evitará problemas como bruxismo, dolores cervicales e incluso dolores de cabeza provocados por una mala posición de la articulación.

Preguntas frecuentes sobre ortodoncia

Siempre dependerá de la complejidad del caso. Este tiempo lo decidirá la doctora (en este caso Natalia San Román) una vez te haya visto en la consulta e incluso tras evaluar toda tu boca con una radiografía panorámica. Aun así, son pocos los casos en los que el tratamiento dure menos de 12 meses.  

Especialmente los días posteriores a las revisiones es posible que notes ciertas molestias. Los dientes se están moviendo y, aunque lo hacen lentamente, esos movimientos pueden generar algo de dolor. 

Si llevas brackets, es recomendable que utilices cepillos de dientes especiales para ortodoncia. Además, podrás utilizar cepillos interdentales para los restos de comida que se queden entre tu diente y el bracket. 

Si por el contrario lo que utilizas es Invisalign®, la higiene será la misma que la habitual, retirando las férulas al comer y limpiando tus dientes como hacías hasta entonces. 

Generalmente sí. Los primeros días te puedes notar algo raro hasta que tus labios y lengua se acostumbren y adapten a los nuevos brackets. Sin embargo, con el paso de los días esas molestias irán remitiendo poco a poco. 

Esta decisión debes tomarla tú como paciente y decidir la opción que más encaje contigo.

Los brackets suelen ser una opción más económica pero implican más molestias como dificultad al limpiarse o posibles rozaduras por los alambres, sin olvidar la parte estética.

Invisalign® sin embargo es una opción menos económica pero no implica en ningún caso heridas por rozaduras y la higiene es exquisita, igual que antes del tratamiento.

Puedes consultarnos ambas opciones y evaluaremos cuál es mejor para ti.

Sí. Aunque te pueda parecer que las férulas transparentes no pueden ejercer la misma fuerza que el metal la realidad es que sí.

De hecho, los movimientos que realiza Invisalign® son infinitamente más precisos, medidos y controlados que los que se realizan con los brackets ya que todo se digitaliza desde el inicio del tratamiento.

Nuestros dientes, a lo largo de nuestra vida, están siempre en constante movimiento (aunque no te lo parezca). Es por ello que una vez retirados los brackets o terminado el tratamiento con Invisalign® es imprescindible el uso de retenedores para evitar que los dientes se muevan a su estado natural.

Nosotros solemos colocar dos tipos de retenciones. 

Una de ellas consiste en una pequeña barrita metálica que se coloca de canino a canino en la parte interna de los dientes. 

El otro tipo de retención se trata de una férula de plástico que se utilizará por la noche mientras dormimos. 

Pide cita hoy

#SonríeConConfianza

Es imprescindible que solicites cita previa así que guarda nuestros teléfonos en la agenda y llámanos o escríbenos un WhatsApp. ¡Te esperamos!