Di adiós a los brackets metálicos con la ortodoncia invisible

¿Qué ventajas de la ortodoncia invisible o Invisalign®?

¿Cuántos de nosotros hemos tenido el pequeño trauma de pequeños de tener la boca llena de hierros? Un montón de niños de mi colegio los tenían (menos mal que yo no era la única) entre los 12 y los 16 años. ¡Menudo calvario era comerse el bocadillo en el recreo o jugar con mucho miedo al balón prisionero! 

El engorro de los brackets no ha afectado tan solo a los más pequeños, sino que muchos adultos que han querido mejorar su sonrisa se han visto con alguna que otra llaga por el roce del alambre o cenando con amigos y un trozo de lechuga asomaba entre sus dientes. 

Por suerte, todo en esta vida evoluciona y casi siempre a mejor, buscando mejorar el día a día de las personas. Y es aquí donde entra Invisalign®. Este nuevo (y ya no tan nuevo) tipo de ortodoncia elimina toda la parte de hierros y alambres metálicos para sustituirlo por una fina férula de un material termoplástico transparente de quitar y poner. Las ventajas de la ortodoncia invisible frente a los brackets son bastantes, entre otras: 

Invisalign® es más higiene

Para mi es la mayor ventaja, sin lugar a dudas. Podrás cepillarte tus dientes de la misma forma que lo hacías hasta ahora. Olvídate de los restos de comida entre los hierros y tus dientes o de lo complicado que resulta mantenerlos limpios entre tanto alambre. Con Invisalign® retirarás tus férulas antes de comer, te limpiarás los dientes con normalidad y te las colocarás después. ¡Y listo!

La ortodoncia invisible es más estética

Resulta más que evidente. Las férulas transparentes de Invisalign® son mucho más discretas que los brackets y los alambres. Según avance el tratamiento colocaremos ataches y en ocasiones tendrás que utilizar gomas elásticas, pero en ningún caso se verán tanto como se ven los brackets metálicos. 

Invisalign® es mucho menos doloroso

Si has llevado brackets metálicos habrás sufrido seguro llagas o heridas provocadas por los alambres. Y lo sabemos, son muy molestas y dolorosas. Lo bueno de la ortodoncia invisible es que esas dolencias desaparecen. Tu boca y labios no tendrán que readaptarse con los brackets. 

La ortodoncia invisible es más predecible

Para crear tus férulas personalizadas de ortodoncia toda tu boca se digitaliza mediante un escáner o radiografía específica para este tratamiento. Gracias a ello, el/la ortodoncista puede decidir y elegir desde su ordenador cuánto quiere que se mueva exactamente cada uno de tus dientes. Es por ello que el resultado final es totalmente predecible. Antes de comenzar el tratamiento con las primeras férulas ya podrás ver cómo quedarán tus dientes al finalizar.

Si tengo que ser sincera con vosotros y quisiera alinearme los dientes no tendría ni la más mínima duda de elegir Invisalign® frente a los brackets metálicos. Con esto no quiero decir, en absoluto, que los brackets no funcionen o que nosotros no los pongamos, ¡en absoluto! Incluso habrá casos en los que sea mejor colocar brackets que Invisalign, según decida el/la ortodoncista (en nuestro caso la doctora Natalia San Román). 

¿Y qué puedes hacer ahora? Si tienes ganas de tener los dientes alineados y tienes todavía dudas sobre cómo se realiza el tratamiento, cuántos meses dura o cualquier otra consulta, llamarnos y coger cita sin ningún compromiso.

¡Os esperamos!

#SonríeConConfianza

Igual también te interesa...

¿Te ha gustado? Compártelo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *